diumenge, 30 d’octubre de 2011

En temps de castanyes, (també) parlem de residus



Fins ara sabíem que les castanyes, riques en greixos, proteïnes, minerals i vitamina C,  han estat una important font d'alimentació per a les persones i també per als animals domèstics. Un exemple del que acabem el trobem a l'Edat Mitja, quan les comunitats del sud d'Europa sense accés (o amb dificultats d'accés) a la farina de cereal i amb boscos de castanyers propers, utilitzaven els seus fruïts com a principal font de carbohidrats.

Però no cal anar tant lluny. Continuem menjant castanyes crues, bullides i torrades.
En fem dolços, per exemple la crema de castanyes o el marró-glacé, i farina per a preparar pa, pastissos i pasta!

I el 31 d'octubre celebrem la Castanyada












Nous usos per als residus de castanya

Hem conegut que un equip de la Universitat de Santiago de Compostela (USC), dirigit per la professora Julia González està treballant en la transformació dels residus de castanya en adhesius, antioxidants i com absorbent de la contaminació a les aigües residuals.  

Industria alimentària de transformació de la castanya

El grupo de aprovechamiento de materiales lignocelulósicos de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), del departamento de Ingeniería Química, estudia la utilización de residuos de castaña para la formulación de adhesivos, como fuente de antioxidantes alimenticios y absorbente de compuestos contaminantes presentes en aguas industriales.

El equipo, que dirige la profesora Julia González, tiene como propósito valorizar los restos que genera la industria alimenticia que se dedica a la elaboración de productos como el marrón glacé y el puré de castaña, para lo que cuenta con la colaboración de una empresa del sector.

Los residuos de la castaña presentan compuestos fenólicos, por lo que el grupo de investigación pretende utilizarlos para la formulación de adhesivos, en concreto, para la industria maderera, explica la USC en una nota de prensa.

El segundo de los fines es prolongar la vida útil de los alimentos, al "impedir" que se produzca la oxidación de las grasas que contienen productos destinados al consumo humano como las carnes y los pescados.

Un tercer uso de los restos de la castaña, como absorbente de compuestos contaminantes presentes en las aguas residuales industriales, pretende sustituir los productos que se utilizan en la actualidad por otros "de origen renovable".

Julia González afirma que no existen muchos trabajos de investigación centrados tanto en la cáscara como en el erizo de la castaña. Así, las líneas en que avanza su equipo representan aprovechamientos nuevos de estos residuos, tan abundantes en Galicia. Cualquiera de estas vías, concluye, puede complementarse cono el aprovechamiento energético de la biomasa, una vez extraída la fracción de residuo que interese. 

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada